Hay algunas afecciones médicas que tienen más probabilidades de manifestarse al envejecer. Se sabe que algunas de estas afecciones alteran las funciones motoras. Una de estas condiciones es Parkinson enfermedad. Los signos característicos de este trastorno incluyen una ralentización drástica de los movimientos corporales, acompañada de rigidez muscular. Esta enfermedad degenerativa no tiene cura y no se conocen remedios a largo plazo. La mayoría de los planes de dosificación tienen como objetivo reducir la intensidad de los síntomas.
Carbidopa
es un fármaco que se administra habitualmente para tratar los signos de la enfermedad de Parkinson. Pero, ¿cuáles son sus efectos secundarios? Es clave saber más sobre los efectos secundarios que puede desencadenar.

El inicio de la enfermedad de Parkinson está relacionado con su sistema nervioso central. Se caracteriza por una lentitud característica de los movimientos y un deterioro gradual pero constante de las capacidades motoras. Sin embargo, esta enfermedad tarda mucho tiempo en convertirse en un trastorno completo. Se puede detectar su probable incidencia a partir de signos como babeo, temblores, contracciones musculares, etc. En la mayoría de los casos, las dificultades para caminar debidas a la pérdida de coordinación son otro síntoma característico.

Se cree que la enfermedad de Parkinson se desencadena por la muerte de células cerebrales, especialmente las de una región llamada sustancia negra. Esta región está situada en el segmento medio del cerebro. Como estas células influyen directamente en las funciones motoras, cualquier daño o muerte de las mismas se manifiesta en movimientos lentos. Sin embargo, algunos estudios alternativos están explorando rápidamente el plegamiento disfuncional de las proteínas en la materia gris del cerebro.

Causas conocidas que desencadenan la incidencia de laenfermedad de Parkinson y fármacos utilizados para su tratamiento
Entre las diversas causas posibles, los cuidadores consideran que los factores genéticos y ambientales son dos de las principales razones. Factores genéticos: usted tiene un nivel de riesgo añadido si un familiar o uno de sus padres ha padecido esta enfermedad degenerativa. Aquellos que tienen una lesión / lesiones previas en la cabeza también son propensos a ver un inicio. Entre las condiciones ambientales, quienes viven o trabajan en zonas donde hay una exposición excesiva a toxinas o productos químicos nocivos (como los insecticidas) tienen más probabilidades de padecerla.

Existen medicamentos y se recetan ampliamente para disminuir los signos de este trastorno degenerativo. Los medicamentos administrados incluyen inhibidores de la MAO-B, agonistas dopaminérgicos y fármacos como la levodopa y la carbidopa; se sabe que casi todos estos fármacos disminuyen los efectos de los síntomas. La carbidopa es un fármaco muy popular que suele administrarse junto con la levodopa: Esta combinación es muy utilizada por los médicos para tratar los síntomas del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson está estrechamente relacionada con un descenso del nivel de dopamina. La dopamina es una sustancia cerebral que se utiliza para transmitir señales del cerebro al sistema nervioso central. El cuerpo humano es capaz de fabricar su propio suministro de esta sustancia química neurotransmisora esencial. Sin embargo, debido a razones ajenas – como pliegues erróneos de proteínas o lesiones cerebrales, su cuerpo produce una cantidad demasiado baja de dopamina. Aquí se utiliza principalmente un fármaco llamado levodopa, que al descomponerse se convierte en dopamina cuando llega al cerebro. Una disponibilidad óptima de esta forma de “dopamina” es necesaria para que las funciones motoras se desarrollen con normalidad. Este fármaco es conocido por su capacidad para detener los síntomas típicos de las enfermedades degenerativas (como el Parkinson) y, en general, para controlar mejor los movimientos involuntarios.

La carbidopa impide que los principios activos de la levodopa se descompongan a un nivel excesivamente óptimo. Es extremadamente importante mantener los ingredientes de la levodopa en un nivel significativo para que se convierta en dopamina. Como recordará, la mejora de sus funciones motoras está directamente relacionada con el grado de disponibilidad de dopamina. Otra ventaja de la carbidopa es que sus ingredientes clave pueden disminuir el efecto de las reacciones adversas de la levodopa; algunos de estos efectos secundarios adversos que puede ayudar a reducir / mitigar incluyen problemas abdominales como indigestión, dispepsia, sensación de náuseas, vómitos, etc.

Efectos secundarios de la carbidopa

Los principios activos de la carbidopa pueden desencadenar algunos resultados no deseados y efectos secundarios adversos. Las molestias más frecuentes son: mareos o aturdimiento, pensamientos o sueños extraños, signos de infección como fiebre, dolor de garganta, resfriado común y secreción nasal. Si nota una secreción descolorida de moco o flema, no se asuste; se considera un efecto secundario común. Muchas de estas reacciones adversas pueden desaparecer a medida que su organismo se acostumbra a las sustancias químicas clave de la carbidopa.

Aquellas personas que hayan padecido con anterioridad alergias o hipersensibilidad a la carbidopa (y/o levodopa) deben informar a su médico tratante de tales problemas. Es probable que este medicamento provoque algunas reacciones alérgicas en estas personas. Entre ellas se incluyen un nivel agudo de mareos, picores, hinchazón de labios o garganta y algunos problemas respiratorios; en caso de padecer una o más de estas alergias, consulte con su médico de forma prioritaria.

Efectos secundarios en las mujeres que pretenden quedarse embarazadas y en las que ya lo están
Si está planeando quedarse embarazada, es esencial que informe a su médico / farmacéutico tratante de sus planes de embarazo. Su médico puede aconsejarle el uso de un método anticonceptivo o de un anticonceptivo no hormonal mientras esté tomando carbidopa. Entre los distintos tipos de métodos disponibles, puedes probar los anillos vaginales, los parches cutáneos y otras medidas del mismo género no hormonales. Por otro lado, si ya está embarazada, se le aconseja que se mantenga alejada de este medicamento durante el curso de su embarazo. Esta medida de seguridad es muy recomendable, ya que los estudios realizados sobre el impacto de este medicamento en el bienestar del feto no son concluyentes.

Las mujeres que estén amamantando a un bebé recién nacido o en período de lactancia deben abstenerse de tomar este medicamento. Esto se debe al riesgo probable de que las sustancias químicas clave pasen a través de la leche materna. Los bebés alimentados con este tipo de leche pueden desarrollar trastornos del sueño, dificultades para alimentarse y volverse inquietos la mayor parte del tiempo. Debido a estos riesgos, se aconseja a las mujeres en periodo de lactancia que compartan la lista de todos los medicamentos que están tomando ahora, antes de tomar dosis de carbidopa. A medida que compartan los detalles, asegúrese de añadir los medicamentos de venta libre, los recetados, los suplementos, las ayudas dietéticas y las hierbas medicinales. Se le recomienda tener especial cuidado al tomar suplementos a base de hierro o comprimidos multivitamínicos; esto es debido a la probable mala absorción de este fármaco cuando se toma con tales suplementos. Por lo tanto, los que viven con un recuento menor de glóbulos rojos en sangre deben tomar suplementos sólo después de un intervalo de unas horas entre las dosis.

Efectos secundarios causados por una interrupción brusca de carbidopa

Es perjudicial dejar de tomar este medicamento de forma brusca. Una interrupción repentina puede provocar una recaída de los signos de la enfermedad de Parkinson. Para contrarrestar una posible recaída, las dosis se reducen siempre a un nivel mínimo antes de interrumpirlas por completo. Se sabe que la disminución lenta y constante de la potencia de las dosis evita posibles reacciones adversas. Una reducción gradual también puede prevenir la incidencia de otras afecciones graves como el síndrome neuroléptico maligno (SNM). Si percibe alguna de las siguientes reacciones adversas, es decir, rigidez muscular aguda, signos de infección, problemas respiratorios, etc., consulte a su médico sin demora.

Si presenta uno o más de estos síntomas, es esencial que reciba el apoyo clínico necesario de forma urgente. Quienes vivan en una provincia canadiense pueden llamar al teléfono de toxicología más cercano a su domicilio o dirigirse al Ministerio de Sanidad de Canadá. Se aconseja a los usuarios residentes en EE.UU. que llamen al servicio de asistencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o al 911. La FDA tiene su propio servicio de asistencia para recabar información sobre las reacciones adversas que desencadenan los medicamentos que aprueba. Por lo tanto, a quienes informan de reacciones adversas se les ofrece apoyo clínico oportuno por parte de esta agencia federal de autorización de medicamentos.

Se recomienda a los usuarios que informen de sus dolencias previas a su médico y/o farmacéutico. Las personas que padecen afecciones hepáticas (como inflamación / hinchazón del hígado o cirrosis hepática), enfermedades pulmonares obstructivas crónicas / trastornos respiratorios (como bronquitis, asma bronquial y asma que se manifiesta en forma de jadeo), trastornos cardíacos (como latidos cardíacos más rápidos o aceleración del pulso), problemas renales como disminución de la producción de orina o episodios dolorosos de micción, úlceras o hematomas / hemorragias internas, formación de úlceras, condiciones de salud mental como permanecer deprimido en la mayoría de las veces, o que viven con condiciones tales como trastornos bipolares, esquizofrenia, ansiedades, fobias, etc deben actualizar su médico acerca de tales dolencias antes de comenzar a tomar carbidopa.

En general, es una práctica segura administrar carbidopa a la misma hora todos los días. Si se ha olvidado de tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. Pero, nunca tome una dosis olvidada si su próxima dosis ya está cerca. En tales casos, sáltese la dosis olvidada y continúe con la siguiente. Algunos consumidores, especialmente los que padecen un episodio agudo de degeneración del sistema nervioso central (SNC), pueden experimentar un desgaste de la dosis anterior mucho antes de su siguiente dosis. En todos estos casos, es útil consultar con su médico / farmacéutico para hacer los cambios necesarios en la dosis y el plan de tratamiento.

Deja una respuesta