HOW TO MAKE YOURSELF PEE 10 BEST WAYS

Algunas personas se obligan a orinar. Sin embargo, forzar por razones médicas es diferente. Pero, en general, no debes forzarte a orinar. Orinar de forma natural es fácil y sencillo si has aprendido los consejos.

De alguna manera, tu cuerpo entiende cuándo es el momento adecuado para orinar. Mientras la vejiga se llena, los nervios se lo comunican al cerebro. Una vez comunicada esta señal, su abdomen siente una ligera presión. Esta es la señal que te indica que tu cuerpo quiere eliminar el agua y las sales sobrantes.

Sin embargo, en algunos casos puede que te encuentres forzando tu cuerpo a orinar. Esto puede ocurrir cuando se ha sometido a una intervención quirúrgica para tratar una afección neurogénica de la vejiga. Una afección neurogénica interrumpe la comunicación sobre la vejiga llena. Por lo tanto, a tu cuerpo le resultará difícil saber cuándo orinar.

En algunos otros casos, puede que tenga que forzarse a orinar, por ejemplo, para un análisis de orina, en el momento de una prueba de laboratorio. Es posible que tenga que orinar dentro de un frasco de plástico o un recipiente (esterilizado) para recoger la muestra de orina. También hay algunos fármacos que pueden disuadir de orinar y hacer que retengas orina.

En general, si te estás obligando a orinar, considera uno de estos 10 métodos.

Infografía explicativa de CÓMO HACERSE ORINAR10 MEJORES MANERAS

#1. Lavar el perineo

Es la parte del cuerpo situada entre el ano y los genitales. Siéntese en el inodoro y lave la zona con agua tibia. Intenta relajarte al máximo mientras te lavas el perineo. Para ello, puedes utilizar una botella de agua caliente.

#2. Abrir el grifo

Con este método, primero siéntate en el inodoro y relájate. Ahora, deja correr el agua del grifo. Mientras el agua fluye por el fregadero, escucha cómo fluye. Intenta no pensar en nada más y concéntrate en el sonido creado por el flujo del agua.

#3. Caminar

Se ha observado que una actividad física puede provocar que la vejiga orine de forma natural. Caminar es la actividad física más fácil de realizar. Así que da un paseo por el pasillo o camina en círculos por tu habitación. A los pocos minutos de caminar, puede observar una leve estimulación de la vejiga. Esta es una señal inequívoca de que tu vejiga está estimulada para orinar.

#4. Exponer las manos al agua fría o caliente

Para este método, puede necesitar un bol. Intenta conseguir un cuenco poco profundo. Llena este cuenco con agua tibia o fría. Ahora, mantén las puntas de los dedos dentro del agua. Puede que tengas que mantenerlos dentro del agua durante algún tiempo. ¿Cuánto tiempo? Se realiza hasta que el cuerpo activa la vejiga para orinar. Si no consigues estimular la vejiga, puedes intentar el mismo ejercicio dentro del retrete.

#5. Inclinarse hacia delante

Tu vejiga puede activarse para orinar cuando te inclinas hacia delante. Así que, siéntate en tu retrete y relaja tu mente. Cuando sientas una leve estimulación, inclínate hacia delante y verás que orinas sin necesidad de hacer más fuerza.

#6. Obtener una bocanada de aceite de menta

El aroma de aceites como el de menta puede hacerte orinar. Para oler este aceite, utilice un algodón. Deje caer unas gotas de aceite de menta en la bola de algodón. Ahora, siéntate en el retrete y relaja la mente. Acércate la bola de algodón a la nariz y empieza a oler.

#7. Golpee su área suprapúbica

La región situada entre el pene (en el caso de los hombres) o el pubis (en el caso de las mujeres) y el ombligo es la zona suprapúbica. Intenta tocar esta región. Un toque cada segundo durante 30 segundos es suficiente. Se ha comprobado que, en algunas personas, estos golpecitos rápidos estimulan la vejiga para orinar.

#8. Ejercicio de Valsalva

Se trata de un método en el que el antebrazo presiona (muy suavemente) la parte inferior del abdomen. Para ello, siéntese en el inodoro y agáchese como si fuera a defecar. Al realizar esta técnica, asegúrese de que el antebrazo no presiona directamente la vejiga.

#9. Acariciarse el muslo o la zona genital

Se ha observado que tocarse suavemente el muslo -especialmente la parte interna- o las regiones genitales puede hacer que te orines. Mientras lo tocas, estimula el muslo con la punta de los dedos. Antes de hacerlo, relaje la mente después de sentarse en el inodoro.

#10. Adoptar algunos métodos de relajación

Esto equivale a una especie de medicación. Para ello, debes poner tu mente en modo relajado. Una vez que tu mente se haya relajado, empieza a inhalar y exhalar con respiraciones profundas. Deberá cerrar los ojos mientras realiza esta respiración profunda. Mientras lo haces, procura relajar todas las partes del cuerpo. Puede que descubras que tu cerebro activa la vejiga para orinar sin ninguna fuerza externa.

Aparte de éstos, los dietistas pueden recomendar la ingesta de cantidades adecuadas de agua o el consumo de cítricos -como los limones- para orinar de forma natural. Otros alimentos recomendados son las sandías, hierbas como el perejil, las zanahorias o los pepinos, etc.

Te habrás dado cuenta de que, en todos estos métodos, relajar la mente es algo habitual. No es científicamente posible dar una explicación a esto. Pero, se ha demostrado como un método eficaz para hacer que su cuerpo a orinar sin ninguna fuerza. Sin embargo, incluso después de utilizar la mayoría de estos métodos, ¿sigue teniendo problemas para orinar y se ve obligado a hacerlo? Tal vez haya otras razones por las que tu vejiga (y tu cuerpo) necesiten tanta fuerza. Ya es hora de que acuda a su médico y le explique las dificultades a las que se enfrenta al orinar.

Su médico puede decidir si necesita un cateterismo. También es posible que le indiquen que se someta a algunas pruebas urológicas (lo más probable) para diagnosticar las razones por las que se fuerza a orinar. Su médico puede ayudarle a diagnosticar los factores que impiden la salida libre de orina de su cuerpo.

Deja una respuesta