En ocasiones puede experimentar acumulación de gases en el estómago y sensación de saciedad. La sensación de hinchazón puede reducir tus niveles de energía. Pero eructar es la forma más rápida de controlarlo. Por suerte, hay formas de hacerte eructar.

Los eructos acaban con las molestias asociadas a la formación de gases. Puedes obligarte a eructar. Hay muchas formas de conseguirlo. A continuación se enumeran los enfoques más utilizados.

#1. Altere su posición

La formación de gases significa que hay aire encerrado en su vientre. Este aire debe ser empujado hacia arriba para liberarlo. Puedes eructar para hacer que este aire suba alterando tu posición. Por lo tanto, si estás de pie, tienes que sentarte; si estás sentado, es posible que tengas que ponerte de pie. También se puede modificar la postura mediante sencillos ejercicios. Por ejemplo, puedes empezar a correr o hacer algunos ejercicios como el calentamiento aeróbico para desplazar el aire bloqueado hacia la parte superior.

Algunas personas también hacen un ejercicio sencillo apoyándose sobre la barriga y llevando las rodillas hacia el pecho. Otros ejercicios sencillos consisten en tumbarse y levantarse rápidamente. También puedes estirar los brazos y llevar la espalda a una posición arqueada.

#2. Consumir bebidas gaseosas

Personas de todo el mundo utilizan esta técnica para deshacerse de la formación de gases. También es una forma segura de hacerte eructar. Puedes optar por cualquier bebida carbonatada, como refrescos, cerveza, etc. Sólo tienes que asegurarte de que la bebida burbujea con gas. Estos líquidos carbonatados -una vez que los bebas- provocarán un eructo al obligar al aire de su interior a subir por encima. Si bebe estos líquidos con una pajita, se sabe que obtendrá mejores resultados. En general, se aconseja beberlo rápido, para que entre más aire de estos líquidos en el estómago.

Si no tomas bebidas gaseosas como refrescos o cerveza, puedes beber agua para provocarte eructos. Esto se consigue cambiando la forma en que se suele beber agua. Debe inclinarse hacia delante como si estuviera bebiendo directamente del grifo. Después de sorber agua del vaso (tras inclinarse hacia delante), enderécese entre sorbo y sorbo. Se ha demostrado que este método es tan eficaz como beber bebidas carbonatadas para liberar gases del cuerpo.

#3. Intenta tragar aire

Una vez más, es una forma fácil de ponerse a eructar. Al principio, es posible que tenga que exhalar y vaciar el aire de los pulmones. Asegúrese de haber vaciado completamente las vías respiratorias. Al inhalar, mantenga el aire en el interior durante mucho tiempo. Deja que resida en tu interior todo el tiempo que puedas aguantar. Repite el ciclo y traga el aire.

Para mantener el aire en el interior de forma más eficaz, puedes consumir agua para retener el aire durante más tiempo. Cualquier intento de exhalar el aire del interior puede detenerse con un temporizador o simplemente tapándose la nariz.

 

#4. Cerrar las vías respiratorias – en la parte posterior de la garganta

Esta también es una forma más fácil de hacerte eructar. Cierre las vías respiratorias en la parte posterior de la garganta. Ahora, esfuérzate como si quisieras exhalar. Esta acción ejerce mucha presión sobre el estómago y ayuda a liberar gases.

#5. Suministra aire a la fuerza dentro de tu garganta

Abre bien la garganta y las mandíbulas. Introduzca aire en la garganta hasta que se formen burbujas de aire en su interior. Una vez realizada la succión, crea un obstáculo con la lengua. ¿Cómo? Haz que tu lengua toque la parte superior de tu boca. Recuerde siempre no tragarse el aire suministrado en su interior. Debes eliminar lentamente el aire aspirado bajando la lengua. Al salir el aire de la parte superior, también salen los gases del estómago.

#6. Una mordaza estimulada

Esto se intenta como último intento para deshacerse de los gases del estómago. ¿Por qué? Esto se debe a que puede causar algunas molestias y, en ocasiones, incluso puede provocar el vómito. Consiste en limpiarse las manos y hacer contacto con el paladar blando (que se encuentra al principio de la región de la garganta), ya sea con el dedo o con un objeto (como un cepillo de dientes). Suele ser un tacto muy suave, y es posible que pronto veas cómo se desprenden gases de tu barriga. Contraer los músculos del abdomen también puede provocar la liberación de gases.

Aparte de éstos, la gente utiliza algunos otros métodos para hacerse eructar. Se trata de medicamentos: para este fin se utilizan medicamentos que contienen simeticona (que puede ayudar a descomponer el gas en burbujas) o carbón activado. Están disponibles como productos de venta libre. Están hechos para trabajar con alimentos muy difíciles de digerir; por ejemplo, las alubias. Los antiácidos con carbonato cálcico eliminan los gases y pueden hacerte eructar.

Cambios en su ciclo alimentario o en los alimentos que consume: es posible que deba consumir menos cantidad de alimentos conocidos por desencadenar gases. Los alimentos que suelen formar gases son los que contienen abundante almidón, azúcar o fibra. Estos alimentos forman gases porque son difíciles de digerir para el sistema intestinal. Algunos ejemplos de este tipo de alimentos son los productos lácteos (como el queso, la nata, etc., ya que el azúcar de estos productos lácteos provoca gases en las personas, especialmente en aquellas que declaran tener frecuentes problemas de hinchazón), las cebollas, las manzanas, el salvado, las peras, etc. Puedes considerar la posibilidad de cocinar estos alimentos para facilitar su digestión; sin embargo, corres el riesgo de perder algunos compuestos esenciales disponibles de forma natural en dichos alimentos.

Aparte de éstos, otros alimentos como el brécol, las setas, la col, las lentejas, los guisantes, etc., también forman gases en el estómago. Para algunas personas con un aparato digestivo muy sensible, alimentos como el pan integral, los caramelos duros, los chicles, etc., también pueden desencadenar un episodio de hinchazón.

 

Hierbas- Estos son artículos disponibles de forma natural que pueden deshacerse de los gases y hacer que su eructo. Las hierbas que forman parte del género carminativo son conocidas por esta capacidad. El jengibre es un gran ejemplo de este tipo de hierbas. Estas hierbas catalizan la digestión y hacen que los gases suban más rápidamente. Otras hierbas que se suelen utilizar para este fin son el perejil, la nuez moscada, el ajo, la canela, la albahaca, el hinojo, la menta piperita, la hierbabuena, el comino, etc.

Bacterias buenas o probióticos- Estas sustancias pueden mejorar tus fuerzas digestivas y reducir la presencia de gases en tu barriga. Los productos más comunes ricos en probióticos son los encurtidos, el suero de leche, el kéfir, el yogur, etc.

También hay que seguir algunas buenas prácticas para evitar la formación de gas. Por ejemplo, comer despacio (ya que comer más rápido puede provocar la acumulación de gases), hacer pequeños ejercicios después de comer (ejercicios ligeros como caminar o montar en bicicleta), etc.

Es normal que se formen gases entre intervalos de tiempo prolongados. Sin embargo, si esta afección se produce con frecuencia, es posible que deba consultar a su médico. Un especialista cualificado puede ayudarle a conseguir un remedio a largo plazo para la formación frecuente de gases. También debes saber que eructar es sólo un remedio inmediato para la formación de gases o la hinchazón. Deberá tomárselo en serio si observa formación de gases junto con dolor en el pecho, sangre en las heces, indigestión o diarrea, mareos, vértigos o vómitos, dolor en el abdomen, etc. Estos pueden denotar problemas en su sistema digestivo o intestinal. Le aconsejamos que consulte a su médico si nota alguno de los síntomas mencionados.

En resumen, puedes hacerte eructar tragando aire, consumiendo bebidas gaseosas, alterando tu postura, estimulando una arcada, etc. Otros métodos incluyen el consumo de medicamentos de venta libre, tomar productos naturales como hierbas (especialmente jengibre, comino, etc.), cambiar los alimentos que consume, etc. La hinchazón es normal si ocurre raramente. Pero, si lo experimenta con frecuencia, es hora de acudir al médico. Además, si se observan síntomas como diarrea, sangre en las heces, náuseas, vómitos, etc. junto con la formación de gases, deberá buscar atención médica adecuada lo antes posible.

Los enfoques enumerados aquí han sido probados con el tiempo y se observan como formas efectivas de hacer eructar. Estas formas harán que la aleta de la válvula de su esófago se abra ampliamente. Esta acción es lo que informalmente se denomina eructar. Cuanto más fuerte sea el eructo, sólo significa que el quantum de presión acumulado en el interior es demasiado alto.

 

Deja una respuesta