Los trastornos mentales pueden ser de varios tipos; uno de ellos, que afecta a adultos jóvenes y niños, se conoce como trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). En algunos casos, este trastorno mental puede persistir hasta la edad adulta. En general, las chicas son menos vulnerables a este trastorno mental. Suele identificarse cuando un niño tiene problemas para mantener la concentración en la escuela. Si se detecta en una fase temprana de su incidencia, puede ayudar a los padres a iniciar a tiempo el tratamiento necesario. Concerta (metilfenidato) es un medicamento que se administra para el tratamiento del TDAH. Sin embargo, este fármaco puede desencadenar algunos efectos secundarios. Se recomienda conocer estos efectos secundarios antes de empezar a tomar Concerta.

Los niños que no son capaces de permanecer atentos pueden desarrollar problemas mientras están en la escuela. Esta situación repercute pronto en su rendimiento académico. La incapacidad para mantener los niveles de atención o ser excesivamente impulsivo suelen atribuirse a una enfermedad mental denominada trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Puede ir acompañada de inquietud e impulsividad.

El TDAH es una afección causada por múltiples factores, a saber, la genética (heredada de los padres o familiares), la comorbilidad (se sabe que las personas con síndrome de Down lo padecen), los factores ambientales (exposición a elementos tóxicos en la etapa fetal), etc. El tabaquismo durante el embarazo, los partos muy prematuros y los malos tratos durante la infancia también se señalan como causas probables de esta afección. La ingesta de algunos fármacos, como el paracetamol, durante un periodo prolongado, especialmente durante el embarazo, se ha identificado como otra causa del TDAH. También se sabe que otros motivos corporales, como las lesiones cerebrales sufridas en etapas tempranas de la vida o los daños en las funciones cerebrales, provocan falta de atención o un estado de ánimo impulsivo.

Tratamiento ofrecido al TDAH

Los enfoques habituales para tratar el TDAH suelen incluir una combinación de fármacos y asesoramiento. Los médicos puericultores pueden recomendar terapias basadas en el comportamiento, como la terapia familiar, la terapia cognitivo-conductual (TCC), la enseñanza de habilidades sociales, etc. Los alumnos más jóvenes de una clase tienen más probabilidades de padecer TDAH que los demás niños. Estos niños también pueden necesitar asesoramiento.

Los fármacos administrados habitualmente incluyen estimulantes como los medicamentos con receptores adrenérgicos alfa-2 y también algunos antidepresivos. De los estimulantes utilizados, el metilfenidato (concerta) es un fármaco muy utilizado. Su uso se prescribe tanto para la narcolepsia (un trastorno basado en el sueño) como para el TDAH. Sin embargo, los efectos de este fármaco no presentan beneficios sostenibles; es decir, una vez que se deja de tomar este medicamento, las mejoras pueden detenerse y el estado del niño puede recaer a la etapa anterior.

Sobre concerta

Se trata de un fármaco clasificado en una clase de medicamentos llamados estimulantes. La función clave de esta droga es alterar las sustancias de tu cerebro para que te concentres en las cosas aumentando la capacidad de atención. También es conocido por sus poderes para potenciar su capacidad de escucha, así como su habilidad para realizar tareas de forma ordenada. La dosis habitual de concerta es sin o con comida, administrada sobre todo por las mañanas. Si tomas este medicamento a última hora del día, corres el riesgo de desarrollar problemas para dormir o trastornos como el insomnio.

Este medicamento se toma por vía oral, diariamente. Se recomienda un consumo regular, ya que puede conducir a mejores resultados. Sin embargo, la potencia de la dosis, así como la duración del plan de medicación, pueden depender de la gravedad de su trastorno mental. Si lo utiliza durante mucho tiempo y los resultados no aparecen, le recomendamos que lo consulte con su médico. Como este medicamento puede crear hábito, no se recomienda dejar de tomarlo inmediatamente. Si suspendes la ingesta de Concerta de repente, puedes experimentar síntomas de abstinencia. Los signos más comunes de abstinencia incluyen cambios de humor, depresión, pensamientos suicidas, malestar mental, baja autoestima, inquietud, etc.

Efectos secundarios de Concerta

Sólo se administran fármacos a los niños si su estado mental es agudo o muy grave. Sin embargo, los fármacos se consideran un enfoque de primera línea para tratar el TDAH. Se sabe que fármacos como Concerta desencadenan algunos efectos secundarios. Entre ellos se incluyen problemas para dormir (como insomnio), somnolencia, pérdida de peso corporal, disminución del apetito, inquietud, etc. También puede provocar algunas molestias abdominales como náuseas, vómitos e indigestión. Concerta también puede aumentar sus niveles de tensión arterial. Se recomienda medir la tensión arterial con frecuencia y notificar los picos notables, si los hubiera.

Algunos efectos secundarios muy adversos de Concerta son decoloración de la piel o entumecimiento (debido a la reducción del flujo sanguíneo a las extremidades), arritmia (aceleración de los latidos del corazón), contracciones musculares, visión borrosa, etc. Otros efectos secundarios de Concerta son: comportamiento agresivo, cambios de humor, estado de ánimo agitado, pensamientos suicidas, etc.

Efectos secundarios graves de Concerta

Los efectos secundarios graves que puede desencadenar la dosis de concerta incluyen signos de un paro cardiaco inminente (los síntomas más característicos de un paro cardiaco son sudoración excesiva, jadeos y dolor en el lado izquierdo del cuerpo). Otros efectos graves son los ataques o convulsiones y el desmayo. Algunas personas también han experimentado síntomas de ictus, como visión borrosa, confusión o mareo, dificultad para hablar, etc.

En casos muy remotos, los hombres pueden declarar tener erección del pene durante un tiempo prolongado. Este periodo prolongado de erección del pene puede durar entre 3 y 4 horas. Esto puede ocurrir tanto en adultos jóvenes (adolescentes) como en varones. Se recomienda a los cuidadores que sean conscientes de este grave efecto secundario. Como puede tratarse de una situación peligrosa, se aconseja suspender inmediatamente la administración del fármaco. Es necesario proporcionar ayuda médica de urgencia.

Tenga en cuenta que estas alergias o efectos secundarios graves son muy poco frecuentes. Pero, concerta puede a veces desencadenar algunas alergias; puedes experimentar signos alérgicos como erupciones en la piel, picor, inflamación de órganos faciales y partes orales como lengua, garganta, etc. Las alergias también pueden manifestarse en forma de niveles extremadamente altos de somnolencia, sensación de mareo excesivo, así como problemas respiratorios como jadeos. También se le aconseja que tenga en cuenta que los anteriores no constituyen una lista completa de efectos secundarios. Por lo tanto, si experimenta cualquier otra reacción o alergia, es decir, aparte de las mencionadas anteriormente, es una buena práctica buscar ayuda médica lo antes posible.

Si reside en Canadá, se le aconseja que se ponga en contacto con un centro toxicológico local sin más demora. También puede hablar con Health Canada a través de sus números de contacto. Si vive en Estados Unidos, debe ponerse en contacto con la FDA a través de su número de teléfono de emergencias o llamar al 911.

Sobredosis de concerta

Si sigues estrictamente tu plan de medicación, se pueden evitar los casos de sobredosis de concerta. Sin embargo, debido a un descuido, si ha tomado accidentalmente una sobredosis, se aconseja buscar atención médica inmediatamente. Los signos más comunes de una sobredosis son problemas respiratorios como jadeos. También puede experimentar un nivel agudo de mareos o desmayos. Otros signos de sobredosis de Concerta son convulsiones, sudoración excesiva, náuseas y vómitos. Si experimenta alguno de estos signos, se recomienda encarecidamente llamar al 911, si vive en Estados Unidos. Si reside en Canadá, puede ponerse en contacto con el centro toxicológico más cercano.

Medidas de seguridad que puede tomar antes de consumir concerta

Ante todo, si tienes alguna alergia conocida a los principios activos de Concerta, especialmente al metilfenidato o al dexmetilfenidato, debes informar de ello al médico que te trata. Sin dejar de lado estas sustancias activas, estos fármacos también pueden tener algunos compuestos inactivos. Debe hablar con su farmacéutico o médico tratante para recibir la orientación necesaria sobre estos compuestos inactivos.

También deberá informar a su médico de cualquier dolencia o infección previa, de su historial médico de dolencias, así como del historial clínico de su familia. Si su historial médico incluye enfermedades como la hipertensión, dolencias cardiacas, trastornos mentales o problemas intraoculares como el glaucoma, debe informar a su médico al respecto. Afecciones como hiperactividad de la glándula tiroides, epilepsia o convulsiones, bloqueos internos en el tracto intestinal, episodios previos de infarto de miocardio y trastornos bipolares también deben comunicarse al equipo médico.

Administración de Concerta a niños

Si se administra Concerta a niños, especialmente a menores de 13 años, puede ser necesario medir su estatura con regularidad. Esto se debe a la capacidad del fármaco para intervenir en el crecimiento de su hijo. Por lo tanto, cuando se administra Concerta a los niños, es muy recomendable hacer pausas y reanudar su ingesta. Estos descansos son esenciales para evitar que Concerta afecte al proceso de crecimiento y a la estatura de tu hijo. Entre los ancianos, este medicamento puede provocar pérdida de peso corporal, así como insomnio. Si observa tales efectos y también signos de angina de pecho, se le aconseja que hable con su médico sin más demora.

Otras precauciones

Como este medicamento puede producir somnolencia, se aconseja no realizar actividades que exijan un alto nivel de agilidad mental o de alerta. Por la misma razón, también puede ser necesario evitar conducir o manejar maquinaria pesada. Mientras esté tomando Concerta, no es una buena práctica tomar alcohol o sustancias como cannabis, marihuana, etc. Además, si estás embarazada, toma Concerta sólo si es absolutamente necesario. Dado que las sustancias químicas presentes en Concerta pueden pasar a través de la leche materna, se recomienda consultar con el médico que la trata si está amamantando a un bebé.

Riesgos de interacciones con otros medicamentos

Es probable que Concerta interactúe con algunos medicamentos. Por lo tanto, es una buena práctica informar a su médico sobre los otros medicamentos que está consumiendo actualmente antes de tomar este medicamento. Se sabe que Concerta interactúa con medicamentos como los inhibidores de la MAO, incluyendo el azul de metileno, linezolid, isocarboxazid, etc. Como precaución general, se aconseja dejar de tomar medicamentos inhibidores de la MAO al menos quince días antes de empezar un tratamiento con Concerta.

Concerta puede intervenir en algunos reactivos de laboratorio, así como en algunas pruebas radiológicas (escáneres). Por ejemplo, se sabe que este fármaco altera los resultados de los escáneres cerebrales, especialmente los realizados para evaluar el inicio o el progreso de afecciones como la enfermedad de Parkinson. En general, es una buena práctica informar al equipo médico del laboratorio sobre sus planes de tratamiento existentes; especialmente, la ingesta de fármacos como Concerta. Además, algunos fármacos como el dexmetilfenidato tienen muchas similitudes con Concerta. Por lo tanto, no se aconseja tomar dichos fármacos mientras se consume metilfenidato (es decir, la forma genérica de concerta).

No es una buena práctica compartir este medicamento con sus colegas o compañeros de clase. En general, se recomienda medir periódicamente la estatura, la tensión arterial y el recuento de células sanguíneas. Sobre todo, si necesita información adicional sobre el uso seguro de concerta y sus efectos secundarios, consulte a un médico cualificado.

Deja una respuesta