DOES VERTIGO DRUG BETAHISTINE HELP REDUCE ANXIETY LEVELS

Vértigo a veces puede persistir durante algunas horas. Puede identificar esta afección cuando se siente muy mareado o si experimenta un desequilibrio de su sistema general. Otros síntomas son visión borrosa, problemas abdominales como vómitos y náuseas. Los problemas gástricos también pueden incluir hinchazón, formación de gases o flatulencia. La betahistina es uno de los medicamentos más recetados para tratar el vértigo. Pero, ¿puede este fármaco ayudar también a controlar los niveles de ansiedad? Usted necesita hablar con su médico o farmacéutico acerca de los usos de este medicamento para tratar la ansiedad u otras condiciones mentales.

La betahistina se utiliza principalmente para el tratamiento de la enfermedad de Meniere, que se manifiesta por un cambio brusco en los niveles de presión del oído interno. Es importante tomar este medicamento bajo la supervisión de un médico cualificado. La dosis estándar de betahistina es de 24 miligramos (mg) en un periodo de 24 horas. Suele tomarse en subdosis; no más de 8 mg por subdosis. En algunos casos agudos de vértigo, el equipo médico puede prescribir un plan de dosificación reforzado. Estos planes reforzados pueden implicar la ingesta de dosis del orden de 40 mg o 45 mg.

Sin embargo, debe recordar siempre que la ingesta diaria de betahistina rara vez supera los 50 mg. Para garantizar una mayor seguridad, estos planes de dosificación reforzada también se dividen en subdosis; en estos casos, la cantidad de cada subdosis se controla de cerca. Consulte a su médico o farmacéutico si necesita más aclaraciones sobre los niveles seguros de dosificación y la potencia de cada subdosis.

La ingesta de betahistina y su repercusión en trastornos mentales como la ansiedad o la inquietud

Ante todo, debe saber cómo funciona este medicamento. Como ya se ha mencionado, la enfermedad de Meniere es una afección en la que la presión del oído interno se altera sustancialmente. Debido a este cambio, se altera el sistema vestibular, que desempeña un papel fundamental para garantizar el equilibrio general del cuerpo. Sin su mecanismo vestibular, puede caerse sin conocer el nivel medio del suelo y a menudo puede tener una visión confusa sobre su propio estado de equilibrio. La causa fundamental de una alteración del sistema vestibular es un cambio de presión en el oído interno.

La betahistina y sus principios activos actúan para normalizar los niveles de presión alterados. ¿Cómo se lleva a cabo esta acción? Se cree que este fármaco dilata o expande los vasos que llevan sangre a los oídos. El considerable aumento de la circulación ayuda a bajar los niveles de presión. También se cree que este fármaco puede potenciar la presencia de serotonina; dicha potenciación ayuda a controlar el funcionamiento del núcleo de su sistema vestibular. Una vez que su cerebro tiene un exceso de serotonina, puede repercutir en su estado de ánimo.

La serotonina está directamente relacionada con las emociones y los estados de ánimo, como la felicidad, la alegría y la ausencia de preocupaciones. Se trata de una sustancia neurotransmisora que suele estar relacionada con el control de los niveles de ansiedad, la disminución de los episodios de depresión, los cambios de humor y la reducción de las preocupaciones. Esta sustancia química también se estudia cuidadosamente por su papel en la curación de heridas o lesiones, la mejora de la salud de los huesos, los movimientos intestinales, los ciclos de sueño y vigilia del cerebro, etc. Por último, pero no por ello menos importante, la serotonina también está directamente relacionada con las náuseas; esto se debe a su capacidad para eliminar alimentos inadecuados o potencialmente peligrosos de su organismo. Un episodio de diarrea suele estar estrechamente relacionado con la presencia de un nivel elevado de serotonina.

Los estudios sobre el bienestar mental y las enfermedades mentales confirman que si una persona está deprimida o se siente mal, es probable que tenga un nivel muy bajo de esta sustancia química cerebral. Por otro lado, si se siente animado, feliz o elevado, las probabilidades de que tenga un nivel saludable de serotonina son altas. Dado que la betahistina puede invocar neurotransmisores como la serotonina, la norepinefrina y similares para gestionar el flujo sanguíneo del oído interno, es muy probable que se produzca un aumento de la serotonina.

Pero, ¿puede utilizarse la betahistina para tratar la ansiedad?

Se trata de una propuesta bastante delicada. Es seguro consultar a su médico tratante sobre este uso específico de la betahistina. Esto se debe a que – la ingesta de este medicamento cuando usted no está teniendo los síntomas de la enfermedad de Meniere (como mareos, náuseas, vómitosSi se siente ansioso o preocupado, puede que su equipo médico le aconseje que hable con un especialista en salud mental o con un cuidador cualificado. Si está ansioso o preocupado, su equipo médico puede aconsejarle que hable con un especialista en salud mental o con un cuidador cualificado.

Algunas precauciones de seguridad asociadas a la ingesta de betahistina

Uno debe suspender este medicamento sólo después de tomar el asesoramiento necesario de su médico tratante y el farmacéutico. Si usted va a dejar de tomar este medicamento es decir, sin decirle a su médico, usted puede desarrollar algunas molestias como vómitos, náuseas, así como un nivel excesivo de mareos. Además, nunca tome este medicamento cuando no tenga un ataque de vértigo. Si lo toma sin una necesidad subyacente, pueden aumentar los riesgos de temblores, contracciones musculares (de forma involuntaria) así como mareos.

En general, la betahistina no se considera un fármaco seguro para los niños. Además, los resultados de las investigaciones clínicas no son muy numerosos para evidenciar su uso entre los adultos más jóvenes y los adolescentes. Asimismo, se dispone de evidencias clínicas limitadas para su uso en mujeres embarazadas. Del mismo modo, las madres que estén amamantando a sus hijos deben consultar a su equipo médico antes de empezar a utilizar betahistina. Por último, si tiene un historial clínico o médico de problemas hepáticos, no debe tomar nunca betahistina. La ingesta de tales fármacos puede hacer que sus principios activos se asienten / acumulen en el interior de sus conductos hepáticos. Con el paso del tiempo, esta acumulación puede incluso provocar altos niveles de toxicidad.

Por lo tanto, es necesario recordar que la betahistina puede activar neurotransmisores como la serotonina para la gestión del equilibrio del líquido del oído interno. Pero no se recomienda el uso de este fármaco para tratar la ansiedad. Es seguro consultarlo con su médico tratante. Recuerde siempre que el uso de betahistina en ausencia de la enfermedad de Meniere y sus signos (como mareos, náuseas, etc.) puede provocar un empeoramiento de estas afecciones. Por lo tanto, si se siente ansioso, siempre es seguro consultar a un especialista en salud mental en un entorno sanitario profesional.

Deja una respuesta