El tratamiento de la úlcera gástrica y la úlcera duodenal incluye el uso de agentes protectores especiales en medicina. Conocidos médicamente como agentes protectores gastroduodenales, estos medicamentos suelen utilizarse para prevenir la reaparición de úlceras duodenales. El carafato es uno de los medicamentos que pertenecen a esta categoría y suele utilizarse como tratamiento a corto plazo, durante un periodo de dos meses, para tratar la úlcera duodenal. Una pregunta frecuente que los pacientes plantean a los especialistas es: ¿se puede comprar Carafate sin receta médica? Las siguientes subsecciones ofrecen una visión detallada del medicamento y ofrecen una respuesta clara a esta pregunta.

Visión general de Carafate

Como ya se ha indicado, el medicamento se utiliza para prevenir y tratar diversas afecciones del tracto gastrointestinal. Por ejemplo, lo utilizan pacientes con úlceras duodenales, ERGE -enfermedad por reflujo gastroesofágico- y gastritis. Además, también se utiliza en el tratamiento de la úlcera péptica, la úlcera de estrés y la dispepsia. El fármaco está clasificado médicamente como agente citoprotector, y se sabe que los fármacos de esta categoría protegen las células del tracto gastrointestinal. Existe la posibilidad de que el ácido gástrico, el alcohol, la bilis y el ácido acetilsalicílico dañen el tracto gastrointestinal. El carafato es popular, principalmente porque se sabe que es bien tolerado y seguro.

Disponible en comprimidos y en suspensión, se ha utilizado en una de sus formas durante las más de cuatro décadas transcurridas desde su aprobación por la FDA. Es importante señalar que el medicamento es eficaz para curar la úlcera en los pacientes, pero puede no serlo para prevenir ciertas úlceras.

¿Cómo actúa el Carafate?

El mecanismo de acción del carafato aún no se ha establecido de forma concluyente vinculándolo a la curación de las úlceras duodenales. Sin embargo, se atribuyen diversas acciones a sus propiedades curativas. Los estudios han determinado que el medicamento actúa de forma localizada para la cicatrización de los tejidos. Esto difiere del mecanismo de acción de los fármacos que actúan de forma sistémica. Las investigaciones han revelado que el medicamento crea una capa protectora, al unirse al exudado de la superficie de las úlceras. El exudado es el líquido que sale de los vasos sanguíneos. Este fluido suele contener proteínas, células y sustancias. Se sabe que el medicamento se une a los fluidos ricos en proteínas, en la superficie de las úlceras.

El fármaco también se une a la albúmina y al fibrinógeno, y esta acción de unión impide la lisis de los coágulos sanguíneos. También se sabe que el carafato contribuye a los factores de crecimiento fibroblástico y epidérmico. Esto, a su vez, provoca un aumento de las prostaglandinas en el revestimiento del tracto gastrointestinal y, como resultado, las úlceras se curan eficazmente.

Pruebas que demostraron la eficacia de Carafate

Las pruebas realizadas en laboratorios han determinado que la película protectora causada como resultado del mecanismo de acción, crea una barrera. Esto a su vez impide la entrada de iones de hidrógeno; se sabe que estos iones son una parte importante de la formación de ácido gástrico. Se sabe que la pepsina tiene un efecto perjudicial en los tejidos, y se ha demostrado que el medicamento reduce significativamente la actividad de la pepsina en los fluidos gástricos. Del mismo modo, se sabe que las sales biliares son responsables de las lesiones de la mucosa, y se sabe que el medicamento se adsorbe, lo que ayuda a la cicatrización.

¿Se puede comprar Carafate sin receta médica?

Con todos estos antecedentes, ha llegado el momento de responder a la pregunta. Desgraciadamente, no existen fórmulas o productos de venta libre similares al Carafate. En virtud de su mecanismo de acción, el medicamento pertenece a una categoría que sólo se vende con receta. Sin embargo, existen otras formulaciones de venta libre que pueden ofrecer cierto alivio a los pacientes que sufren las mismas afecciones que trata el Carafate. Pero la forma en que actúan los medicamentos y los resultados difieren considerablemente.

Información importante para pacientes que planean tomar Carafate

Determinadas categorías de pacientes no deben tomar el medicamento en determinadas circunstancias. Por ejemplo, los pacientes que hayan tenido una reacción alérgica en el pasado al Carafate no deben tomarlo, ya que las ingestas posteriores pueden desencadenar resultados graves o más fuertes. Los pacientes diagnosticados de diabetes y enfermedades renales deben mencionar explícitamente estas dolencias al especialista que los trata. Los pacientes sometidos a diálisis también deben solicitar el consentimiento del especialista antes de iniciar el tratamiento con Carafate. Los pacientes de edad avanzada pueden experimentar ciertos efectos indeseables más fuertes de la medicación y deben ser vigilados para detectar indicios de los mismos. Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia necesitan el consentimiento médico antes de iniciar un tratamiento con este medicamento. Los niños también deben recibir la medicación sólo después de un diagnóstico adecuado y la prescripción del médico.

Efectos secundarios frecuentes de Carafate

Todos los medicamentos conllevan la posibilidad de efectos indeseables; Carafate no es una excepción. Los tipos de efectos pueden diferir entre los pacientes y es necesario identificar los efectos que son graves y los que no lo son. Por ejemplo, los pacientes que experimenten síntomas indicativos de reacciones alérgicas deben buscar tratamiento médico urgente en un centro sanitario. Puede tratarse de urticaria, dificultad para respirar o hinchazón visible en la cara. La hinchazón también puede extenderse a los labios o la lengua. Otros posibles efectos indeseables incluyen episodios de estreñimiento o diarrea, además de náuseas y vómitos. En ocasiones, el paciente puede acabar con flatulencias e indigestión.

Instrucciones para la toma de Carafate

El medicamento, como ya se ha mencionado, está disponible en comprimidos y también en suspensión. En caso de que el medicamento se prescriba para el tratamiento de úlceras, suele tomarse cuatro veces al día. Cuando se prescribe para prevenir la reaparición de úlceras después del tratamiento, la dosis suele ser de dos veces al día. Lo ideal es tomar el medicamento con el estómago vacío. Por lo tanto, Carafate debe tomarse una hora antes o dos horas después de una comida. La dosis suele prolongarse durante dos meses para obtener los resultados deseados.

¿Cuáles son los síntomas de una sobredosis de Carafate?

Existen síntomas reveladores que pueden ayudar a identificar la sobredosis de Carafate. Esto incluye una posible indigestión, sensación de náuseas y vómitos. El paciente también puede experimentar dolor en el abdomen como consecuencia de una dosis excesiva. Es importante respetar las dosis prescritas. Cuando los síntomas son intensos o prolongados, puede ser necesario buscar intervención médica.

Deja una respuesta