Uno de los principales beneficios clonidina ofrece es el tratamiento eficaz de la hipertensión (es decir, los niveles elevados de presión arterial). Las sustancias químicas del cerebro, como la renina, la norepinefrina, etc., desempeñan un papel clave en la determinación del nivel de presión vascular. Clonidina junto con sus sustancias químicas activas ayuda a controlar la producción de estas sustancias químicas cerebrales. Una vez eliminada la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos, es más probable que la mente se calme y se alivien la inquietud, la ansiedad y la confusión. Pero, ¿se puede comprar este medicamento como medicamentos de venta libre? Resulta esencial conocer esto antes de empezar a utilizarlo. clonidina.

Un episodio crónico de aumento de los niveles de tensión arterial (es decir, hipertensión) puede requerir la atención médica adecuada. Si no se controla, puede provocar problemas graves, como insuficiencia cardiaca o infarto de miocardio. Su médico puede aconsejarle que consuma alimentos sanos, que no sean grasos ni aceitosos, que haga ejercicio regularmente y que lleve una vida sin estrés. En general, se consideran buenas prácticas para mantener el nivel de tensión arterial bajo control. La prescripción de fármacos como la clonidina también es una opción de tratamiento ampliamente considerada. Este fármaco es conocido por sus propiedades para establecer la calma y controlar episodios de pánico, ansiedades, inquietud, etc.

La clonidina está disponible en algunas variantes, como la de liberación inmediata, la de liberación controlada, etc. Durante la prescripción, su médico tratante le indicará qué variante de este medicamento debe tomar. Puede ser perjudicial tomar varias formas de clonidina al mismo tiempo, como parte de su plan de medicación. También debe saber que, independientemente de la variante que tome, es probable que la clonidina desencadene algunos efectos secundarios. Los efectos secundarios más frecuentes son dolor abdominal, mareos, dolores de cabeza, trastornos del sueño o insomnio, infecciones en las vías respiratorias, dificultades para evacuar las heces ( estreñimiento), etc. También es probable que desencadene reacciones no deseadas, como sueños extraños, un estado de ánimo irritado y sensación de cansancio. En algunos casos poco frecuentes, algunas personas que tomaron clonidina también notificaron problemas respiratorios, dolor torácico junto con pulso o latidos del corazón erráticos. Si se sabe que estas reacciones persisten durante mucho tiempo, busque atención médica lo antes posible.

Es clonidina un medicamento de venta libre?

Este medicamento debe ir siempre acompañado de la receta de su médico tratante. No se vende como medicamento de venta libre (OTC). Dado que el fármaco presenta múltiples formas -por ejemplo, en función de su liberación-, su ingesta debe ir siempre acompañada de un plan de tratamiento / medicación adecuado. Su plan de dosificación depende de muchos factores, como la gravedad de la(s) enfermedad(es) subyacente(s), su edad, trastornos previos, si los hubiera, y la reacción de su organismo a las primeras dosis de este medicamento. Sin un médico cualificado, este medicamento nunca se administra a personas mayores. Entre las personas mayores de 55 años, la potencia de las dosis se mantiene siempre en un nivel nominal. Como los ancianos son más vulnerables a efectos secundarios adversos como mareos, desmayos o caídas, se requieren precauciones adicionales.

Su médico tratante también puede aconsejarle cómo tomar este medicamento a diario. Ante todo, las dosis de clonidina se distribuyen en dos tomas al día: una por la mañana y la segunda dosis antes de acostarse. Si la afección es bastante aguda, su cuidador puede prescribir la ingesta de este fármaco en tres dosis distintivas cada día. El comprimido de clonidina no debe morderse ni masticarse. En su lugar, debe ingerirse siempre con 3 ó 4 onzas de agua. Por otra parte, los parches cutáneos que contienen este medicamento sólo deben aplicarse después de haber recibido amplias instrucciones de seguridad de su cuidador.

Otras cosas esenciales que debe saber antes de tomar clonidina

Se aconseja a quienes padecen problemas renales que comprueben la eficacia de filtrado de los riñones de forma continuada. Además, compruebe periódicamente sus niveles de tensión arterial. Consulte con su equipo de cuidadores si nota ansiedad, que está confuso, inquieto o demasiado estresado. En tales casos, es necesario revisar su plan de medicación actual y prescribirle algunas alternativas para calmar su mente.

Si su amigo o un miembro de su familia muestra signos de hipertensión o está inquieto, nunca comparta sus medicamentos con él. Su plan de medicación puede no funcionar bien para alguien que tenga síntomas o signos similares. Además, nunca deje de tomar este medicamento de repente; esto es debido a los probables síntomas de abstinencia que una interrupción brusca puede desencadenar. Quienes suspendieron la ingesta de este fármaco sin disminuir su potencia experimentaron un aumento repentino de la tensión arterial, temblores o sacudidas, migrañas/dolores de cabeza, etc. Ante cualquiera de estos síntomas, se aconseja recibir atención clínica en un centro sanitario lo antes posible.

Las mujeres en periodo de lactancia deben tomar precauciones adicionales, ya que los principios activos de la clonidina pueden pasar a la leche materna. Por lo tanto, debe evitarse el uso de este medicamento en mujeres lactantes. Del mismo modo, las mujeres que ya están embarazadas deben informar a su cuidador sobre su estado de salud. Durante las fases avanzadas del embarazo, no se recomienda la ingesta de este medicamento. Por otro lado, las mujeres que estén planeando quedarse embarazadas deben utilizar anticonceptivos mientras tomen clonidina. Puedes hablar con tu ginecólogo para saber más sobre el tipo de anticonceptivo que te conviene. Con el asesoramiento médico necesario, puedes elegir entre una amplia gama de anticonceptivos: hormonales, no hormonales, etc.

Por último, pero no por ello menos importante, nunca administre este medicamento a niños menores de 5 años. Para adolescentes o adultos jóvenes (menores de 18 años), puede administrarse una dosis inicial de 0,1 miligramos. Para los más jóvenes, es una práctica segura tomar clonidina antes de acostarse. Además, a los adolescentes se les suele ofrecer una dosis mayor antes de irse a dormir y una dosis menor durante el día. Le aconsejamos que hable con el médico de su hijo para conocer con más detalle el plan de dosificación.

En resumen, la clonidina no es un medicamento de venta libre. Debe ir siempre acompañado de la prescripción de su médico tratante. La clonidina se prescribe en múltiples variantes; el estado clínico subyacente determina qué variante se adapta mejor a su sistema. Al suspender las dosis, éstas no pueden interrumpirse de repente, sino que las dosis de clonidina se reducen gradualmente, a menudo a 0,1 miligramos, antes de interrumpirlas por completo. Dado que muchas de estas decisiones pueden requerir la orientación y supervisión de un médico cualificado, no tome nunca clonidina sin el consentimiento de su médico.

Deja una respuesta