CAN-YOU-USE-CORTICOSTEROID-DRUG-CLOBETASOL-FOR-HEMORRHOIDsS

Los corticosteroides son esteroides utilizados para tratar una amplia gama de afecciones médicas. Estos fármacos están disponibles en múltiples variantes de dosificación, a saber: suave, moderada, potente y muy potente. La mayoría de los esteroides pertenecientes a esta clase se presentan en diversas formas, como geles, pomadas, cremas, soluciones, etc. El uso más conocido de los corticosteroides reside en su capacidad para tratar afecciones cutáneas, así como para reducir la inflamación tópica. ¿Se pueden utilizar corticosteroides -como el clobetasol- para tratar las hemorroides? Resulta esencial saber si es seguro utilizar corticosteroides como este medicamento.

Las hemorroides son afecciones en las que se produce una inflamación de las venas, a menudo en la región anal o en la parte más baja del conducto rectal. Estas afecciones se citan habitualmente como causas de la hemorragia rectal. Como resultado, puede observar episodios dolorosos cada vez que hace caca. En algunos casos remotos, el revestimiento de las venas se estira y adelgaza; esto puede hacer que las venas se salgan, provocando más molestias. También se conocen comúnmente como almorranas. La incidencia de estas afecciones puede provocar la presencia de sangre en las heces, sobre todo si se trata de una enfermedad interna. Por otro lado, las afecciones externas pueden causar molestias como picor, sangrado, dolor e inflamación de la piel.

Las personas que practican sexo anal, las que experimentan movimientos intestinales bruscos, las que toman menos fibras en su dieta diaria o las que tienen sobrepeso u obesidad son propensas a padecer estas afecciones. En algunos casos, un estilo de vida sedante (estar sentado muchas horas sin cambiar de postura) o levantar objetos muy pesados también pueden provocar hemorroides. Se recomienda beber mucha agua, comer alimentos ricos en fibra (como judías, frutos secos, frutas, verduras, etc.) y hacer ejercicio con regularidad.

Uso de clobetasol para el tratamiento de las hemorroides

Este corticosteroide se utiliza para tratar afecciones cutáneas como la decoloración, el picor, la sequedad y la descamación de la piel. Los ingredientes activos del clobetasol son conocidos por su eficacia en enfermedades como el eccema (que produce sequedad y picor), la psoriasis (enrojecimiento de la piel y descamación) y otras afecciones del cuero cabelludo. La función clave de este medicamento es disminuir molestias como el picor, el enrojecimiento de la piel, así como la inflamación tópica.

Como muchos medicamentos tópicos, este fármaco se vende en múltiples formas: lociones, geles, cremas, pomadas, champús (para el cuero cabelludo), etc. Dado que este esteroide es muy potente, su uso debe estar estrictamente bajo la supervisión y orientación de un dermatólogo o un cuidador cualificado. Por ello, las dosis deben ajustarse estrictamente al plan de tratamiento de su médico. Debido al alto nivel de potencia, nunca se aplica en la boca ni en otros órganos sensibles como los ojos. Por la misma razón, el medicamento nunca se aplica directamente sobre el recto, el ano o las partes genitales; como precaución adicional, nunca se debe utilizar en las axilas (que son hipersensibles) ni en los pliegues de la piel. En otras palabras, para el tratamiento de las hemorroides – su médico tratante puede prescribir algunas formas más leves de los esteroides.

Explicación infográfica de SE PUEDE UTILIZAR EL CORTICOESTEROIDE CLOBETASOL PARA LA HEMORROIDES

Otras precauciones de seguridad asociadas al uso de clobetasol

Así pues, como medida de seguridad primordial, este medicamento tópico se utiliza siempre tras consultar con un médico cualificado. Es perjudicial aplicar este fármaco en zonas en las que la piel ya ha adelgazado. Este medicamento rara vez se prescribe a niños menores de 12 años. En algunos casos, se ha prescrito a niños de 16 años la aplicación de la forma tópica de este fármaco. En todos estos casos, las dosis deben aplicarse después de obtener el consentimiento necesario del médico de su hijo o de un pediatra cualificado.

En el caso de los adultos, para tratar afecciones como la psoriasis y el eczema, el fármaco se aplica dos veces en un plazo de 24 horas. Además, cada dosis se aplica tras dejar un intervalo de al menos 8 horas entre ellas. No se recomienda a los adultos tomar cantidades excesivas de este medicamento, ya que los principios activos pueden dañar las glándulas suprarrenales. Se sabe que las personas alérgicas a los esteroides desarrollan algunos efectos secundarios agudos como visión borrosa, latidos cardíacos erráticos (arritmia), ganas frecuentes de orinar junto con un aumento de la secreción de orina, etc. La hipersensibilidad previa a los esteroides también puede desencadenar niveles marcados de cansancio, sensación de somnolencia y mareo.

Si tiene previsto optar por una intervención quirúrgica, su equipo quirúrgico le sugerirá que deje de aplicarse/usar esteroides como el clobetasol. Es una práctica segura dejar de tomar estos medicamentos al menos durante dos semanas antes de la operación. Es perjudicial utilizar este medicamento junto con otros esteroides (especialmente, corticosteroides) como hidrocortisona, betametasona, etc. La administración conjunta de estos fármacos puede provocar toxicidad y desencadenar signos asociados a una sobredosis.

Efectos secundarios de este medicamento que debe conocer

Los esteroides muy potentes como el clobetasol pueden desencadenar algunos efectos secundarios no deseados. En la mayoría de las personas puede aparecer sensación de escozor o quemazón. Esto se considera muy frecuente y, en general, se considera un efecto secundario menor. Una vez que su organismo se acostumbre a los principios activos de este medicamento, dicha irritación puede dejar de aparecer. Sin embargo, en algunos casos pueden aparecer molestias como picor, sequedad de la piel, enrojecimiento de la zona afectada, erupciones cutáneas e inflamación. También es probable que provoque un adelgazamiento de la piel cuando se aplica en los pliegues cutáneos y en los órganos faciales.

Las molestias mencionadas no representan una lista completa de todos los posibles efectos secundarios. Es probable que pueda presenciar algunas molestias no enumeradas o desconocidas. En caso de percibir estos efectos secundarios no mencionados, se recomienda llamar al 911 (para los residentes en EE.UU.) o al Ministerio de Sanidad de Canadá (si vive en Canadá).

En general, los esteroides como el clobetasol son muy potentes, por lo que no se utilizan para afecciones rectales como las hemorroides o las almorranas. El medicamento tampoco se utiliza nunca en los pliegues de la piel (axilas, entre los dedos, partes genitales, etc.). Así pues, para tratar las hemorroides u otras afecciones rectales suelen utilizarse algunas formas más leves de esteroides. Como medida de seguridad adicional, se aconseja consultar con el equipo médico antes de empezar a utilizar este esteroide para afecciones cutáneas como la psoriasis y el eczema.

Deja una respuesta