Los cambios en los estilos de vida y la falta de tiempo han hecho que las dietas se vean gravemente comprometidas. En consecuencia, en todo el mundo hay una creciente necesidad de suplementos nutricionales para compensar la falta de ingesta de nutrientes. También se están estudiando modificaciones de la dieta para colmar esta laguna. Cada vez más personas de todo el mundo buscan suplementos que vayan más allá de las proteínas en polvo tradicionales. El cáñamo, la inflorescencia y otras opciones similares están encontrando más adeptos, aunque la clasificación del cáñamo como parte de la familia del cannabis ha influido en su aceptación. Las siguientes subsecciones se centran en los posibles efectos secundarios de las semillas de cáñamo y en los beneficios de las semillas como suplemento para aumentar la nutrición diaria.

¿Por qué el cáñamo y las inflorescencias se consideran un suplemento nutricional?

La mayoría de las personas tienden a considerar o descartar el cáñamo y la inflorescencia como sustancias intoxicantes sin ningún otro valor en términos de salud. Sin embargo, es incorrecto concluir que el cáñamo y la inflorescencia son meros productos intoxicantes. El cáñamo es un cannabinoide biológicamente activo y una fuente abundante de cannabinoides no psicoactivos. Entre las características sobresalientes de las semillas de cáñamo se incluyen propiedades anticonvulsivas, ansiolíticas y espasmolíticas demostradas. Además, las semillas de cáñamo también contienen ácidos grasos esenciales, vitaminas, aminoácidos, minerales y fibras. Por si fuera poco, las semillas de cáñamo tienen un sabor delicioso, lo que las convierte en la opción preferida entre las personas que las han probado. Las grasas poliinsaturadas y los aminoácidos confieren a las semillas de cáñamo propiedades que las convierten en una buena elección.

¿Cuáles son los beneficios generales de las semillas de cáñamo?

Los beneficios generales de las semillas de cáñamo incluyen posibles resultados positivos en pacientes diagnosticados de enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, las personas con afecciones inflamatorias y cáncer también pueden experimentar alivio. La desventaja de las semillas, o la desventaja percibida, es que se sospecha que tienen propiedades que alteran la mente. Sin embargo, se trata de una percepción errónea, ya que las semillas de cáñamo, cuando se consumen como suplementos nutricionales, no tienen propiedades intoxicantes que puedan provocar adicción.

Perfil nutricional de las semillas

El aporte de nutrientes de las semillas de cáñamo es impresionante y explica el motivo del creciente interés entre los usuarios que conocen sus beneficios. Los siguientes puntos destacan la nutrición disponible en cada porción de semillas de cáñamo (tres cucharadas soperas) :

 

Y, vitaminas, minerales y antioxidantes en abundancia

 

La relación entre los nutrientes mencionados y la salud

Los beneficios de las semillas de cáñamo están claramente relacionados con las propiedades y nutrientes mencionados. A continuación se exponen los beneficios de los nutrientes y su repercusión en diversos problemas de salud. Es esencial saber que las semillas de cáñamo y todas las demás formas de suplementos están destinadas a formar parte de un régimen holístico de curación o de mejora de la salud. Los suplementos y remedios naturales no deben considerarse medicamentos alternativos ni fórmulas de prescripción.


Impacto en el corazón
– Se sabe que los nueve amnioácidos de las semillas de cáñamo tienen un impacto considerable en la salud del corazón. La diferencia notable entre las semillas de cáñamo y otros suplementos nutricionales es la gran cantidad de proteínas disponibles en pequeñas porciones. Por cada ración de 30 gramos, es posible obtener cerca de un tercio del peso total en proteínas. Esto la sitúa al mismo nivel que la soja, que goza de la reputación de ser una de las fuentes más ricas en proteínas de origen vegetal. La carne es una buena fuente de proteínas y aminoácidos, pero muy pocas plantas se distinguen por proporcionar los nueve aminoácidos. La arginina es responsable de impulsar y prevenir las complicaciones de la salud del corazón, y las semillas de cáñamo como buena fuente de todos los aminoácidos ayuda a mejorar la salud del corazón. Además, las semillas de cáñamo son una fuente abundante de antioxidantes, lo que las convierte en una poderosa opción para mejorar la salud y prevenir diversas afecciones relacionadas con la oxidación.


Impacto en los intestinos
– Como fuente rica en fibra, las semillas de cáñamo ofrecen resultados impresionantes en la mejora de la salud intestinal. La cáscara exterior de las semillas de cáñamo contiene la mayor parte de la fibra, y los estudios demuestran que cada cucharada de semillas de cáñamo contiene 1,2 gramos de fibra. La fibra es un ingrediente esencial en los programas de control de peso y es necesaria para frenar el apetito. La fibra tiene la cualidad de crear una sensación de saciedad, lo que evitará que las personas se den atracones o coman en exceso.

La fibra aporta beneficios adicionales, como el control de los niveles de glucosa en sangre. Esto hace que las semillas de cáñamo sean una buena opción para los diabéticos. La salud digestiva también depende de la motilidad, y la fibra posee una propiedad voluminizadora que ayuda a mejorar la motilidad. La salud intestinal está relacionada con la ingesta de fibra y muchas enfermedades son el resultado de una mala salud intestinal. Las semillas de cáñamo son un ingrediente importante para mejorar la salud intestinal, lo que, a su vez, previene enfermedades o ayuda a controlarlas mejor.


Grasas insaturadas
– Los ácidos grasos esenciales sólo se suministran al organismo a través de la ingesta alimentaria y el cuerpo no los produce. Las semillas de cáñamo son una rica fuente de ácido alfa-linoleico (ALA) en ácidos grasos omega-3; además, es necesario tener en cuenta que los omega-3 y omega-6 deben tomarse en las proporciones adecuadas. Las semillas de cáñamo son una buena opción para conseguir el equilibrio adecuado. Las semillas de cáñamo no contienen grasas trans, lo que las convierte en una opción saludable, ya que las grasas trans se consideran poco saludables. Diversas sustancias e ingredientes alimentarios son responsables de la buena salud, y se sabe que la ingesta a largo plazo de determinadas sustancias ayuda a las personas a alcanzar y mantener una buena salud. Esto incluye las grasas poliinsaturadas.


Impacto en la salud del cerebro
– Las semillas de cáñamo poseen propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras, por lo que se sabe que ayudan a tratar afecciones neurológicas. Varias enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, como el Parkinson y el Alzheimer, pertenecen a la misma categoría, por lo que las semillas de cáñamo son una buena opción para el tratamiento holístico de las personas mayores. Las propiedades que le ayudan a controlar el dolor neuropático también la convierten en una buena opción como parte del uso terapéutico. Las afecciones neurológicas y su tratamiento están estrechamente relacionados con las propiedades antioxidantes de los medicamentos, y los antioxidantes de las semillas de cáñamo las convierten en una potente opción para el tratamiento de estas afecciones.

 


Afecciones inflamatorias
– Las propiedades antiinflamatorias de las semillas de cáñamo las convierten en la opción preferida para ayudar a controlar ciertas afecciones. El ácido gamma linoleico (GLA) de las semillas ayuda a controlar la inflamación, y esto ayuda considerablemente a los pacientes. La inflamación contribuye a la diabetes de tipo 2, las enfermedades cardiacas, el síndrome metabólico, las enfermedades hepáticas y la artritis; y el uso de semillas de cáñamo en el momento adecuado ayuda a evitar que las afecciones se agraven. Como ya se ha señalado, el omega 3 y el omega 6 deben tomarse en la proporción adecuada, y las semillas de cáñamo ayudan a conseguir el equilibrio adecuado, contribuyendo así a mejorar determinadas condiciones de salud.

 


Dermatitis atópica y acné
– Además de las afecciones mencionadas, las semillas de cáñamo también son opciones eficaces para tratar afecciones cutáneas como el acné y la dermatitis atópica. Un nexo común entre estas afecciones cutáneas y los problemas de salud mencionados anteriormente es la inflamación responsable de las mismas. Las propiedades antiinflamatorias, el omega-3 y la fibra ayudan a obtener los resultados deseados de las semillas.

 


Artritis reumatoide
– La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que produce síntomas como consecuencia de la inflamación de las articulaciones. Esto causa molestias considerables en la capacidad del individuo para moverse o realizar tareas rutinarias. Las semillas de cáñamo poseen propiedades antiinflamatorias que, en combinación con otras opciones de tratamiento, ayudan a aliviar las molestias y a mejorar la movilidad de los pacientes con esta enfermedad.

 

Efectos secundarios semillas de cáñamo efectos secundarios

 

Las semillas, como ya se ha mencionado, aportan impresionantes beneficios para la salud, lo que las convierte en una buena opción como suplemento nutricional y también para el tratamiento de afecciones específicas. Sin embargo, no está libre de posibles resultados adversos, y es importante aprender todo acerca de los posibles resultados, a fin de prevenir y mitigar los efectos secundarios de las semillas de cáñamo. Aunque las semillas son relativamente seguras y no suponen un riesgo para la salud de la mayoría de los consumidores, es necesario consumirlas con moderación.

 


Requisitos de dopaje en el deporte
– Uno de los peligros de adquirir semillas de cáñamo de fuentes poco fiables es la posibilidad de ser penalizado en los controles antidopaje en el deporte. Aunque las semillas de cáñamo no contienen ingredientes ni sustancias que las conviertan en sustancias prohibidas, la forma en que se procesan puede dar lugar a contaminación cruzada. Los proveedores o fabricantes con instalaciones para ambos productos pueden acabar creando un producto que no sea seguro para su uso por personalidades del deporte. Un contenido de THC más elevado podría dar lugar a la prohibición de practicar deporte, que decreta pruebas obligatorias.

 

Normalmente, los niveles seguros de THC son del 0,3% o inferiores, y las sustancias que contienen más del 0,3% están prohibidas en EE.UU. Se aconseja a las personas que se dedican a deportes profesionales o a eventos que implican controles antidopaje que busquen la opinión de un médico y que elijan un producto seguro y libre del riesgo de un mayor contenido de THC.

 


Aumento de los niveles de grasa
– Los individuos que consumen cantidades excesivas de semillas de cáñamo son propensos a terminar con ataques de diarrea como resultado del aumento de la ingesta de grasa. Esto puede ser experimentado por los usuarios que o bien tienen menores niveles de tolerancia, o los que consumen semillas de dobladillo junto con otros productos o ingredientes tienen alto contenido de grasa. Es importante asegurarse de que la ingesta total de grasas se encuentra dentro de los límites medios diarios recomendados, para prevenir los efectos, a pesar de su carácter leve o moderado.

 


Interacción con otros medicamentos
– Las semillas de cáñamo también pueden interactuar con los medicamentos y esto puede desencadenar efectos indeseables. Las interacciones son posibles cuando el mecanismo de acción de una sustancia provoca un impacto en el resultado deseado de otro medicamento o suplemento. No deben tomarse anticoagulantes ni diluyentes de la sangre junto con las semillas, ya que podrían producirse reacciones adversas. Las personas deben buscar consejo médico sobre el uso de semillas de cáñamo junto con los medicamentos mencionados anteriormente que se consideran de naturaleza crítica.

 


Efectos en las mujeres embarazadas
– Normalmente se llevan a cabo estudios sobre los efectos de los suplementos en diversos usuarios y esto se documenta para comprender cómo puede afectar la sustancia a las personas. Sin embargo, hasta la fecha no se ha estudiado el efecto de las semillas de cáñamo en las mujeres embarazadas, por lo que su consumo no es seguro para ellas ni para las madres lactantes. Hasta que estudios adecuados confirmen que las semillas son seguras, es mejor mantenerse alejado de ellas, teniendo en cuenta la importancia relativamente menor de las semillas en comparación con la salud del lactante.

Deja una respuesta