Budesonida-Formoterol-100-6mcg Inhalador 120 Dosis

Los pacientes con absceso dental experimentan distintos niveles de dolor, además de posible fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos en determinados casos. Actualmente se dispone de varias opciones de tratamiento para controlar la enfermedad, incluidos los antibióticos. A continuación se ofrece una visión en profundidad de uno de los medicamentos combinados más populares; y las subsecciones también ofrecen respuestas a la pregunta – ¿trata AMOX-CLAV un diente abscesado? La información también incluye el mecanismo de acción de la medicación y los posibles resultados indeseables de la medicación combinada.

¿Qué es un absceso dental?

Un absceso dental es una afección en la que se forma una bolsa de pus dentro, fuera o alrededor de la raíz del diente. También puede producirse en el tejido gingival cercano al diente, y se atribuye a una infección bacteriana. Se sabe que el absceso causa dolor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada, además de los síntomas descritos anteriormente. En la mayoría de los casos, el absceso dental se debe a una caries no tratada; y esto permite que las bacterias entren en el diente y causen la infección. Esto afecta a la pulpa, el tejido blando del interior del diente que contiene los nervios y los vasos sanguíneos.

A continuación, es probable que la infección se extienda al tejido circundante, dando lugar a la formación de un absceso. Otras causas que se atribuyen a esta afección son las enfermedades de las encías, los traumatismos dentales o los dientes agrietados o rotos. Un absceso dental no tratado puede dar lugar a posibles complicaciones graves, incluida la propagación de la infección a otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para un diente abscesado?

El tratamiento suele consistir en el drenaje del absceso, la extirpación del tejido infectado, la administración de antibióticos y/o la realización de un tratamiento de conductos o la extracción del diente. En realidad, el tratamiento depende de la gravedad de la infección y de la extensión del daño al diente y al tejido circundante. Algunas de las opciones de tratamiento habituales son las siguientes:

#Antibióticos nº 1: Cuando las infecciones se extienden más allá de la zona del absceso, se recetan antibióticos para combatir las bacterias y evitar la propagación de la infección.

#Drenaje nº 2: El absceso también se puede drenar a través de una pequeña incisión en el tejido de la encía cerca del absceso para permitir que el pus drene hacia fuera. Se sabe que esto ayuda a aliviar el dolor y la presión.

#3 Endodoncia: Cuando la infección ha alcanzado la pulpa del diente, puede ser necesaria una endodoncia para eliminar el tejido infectado y sellar el diente. De este modo se evita una infección mayor y también se coloca una corona en el diente para fortalecerlo y protegerlo.

#4 Extracción del diente: Cuando el diente está muy dañado puede ser necesario extraerlo para evitar que la infección se extienda más.

#5 Tratamiento del dolor: Los analgésicos, incluidos los de venta libre, pueden ayudar a controlar el dolor y las molestias.

¿Qué es AMOX-CLAV?

AMOX-CLAV, nombre abreviado de amoxicilina-clavulánico, es un medicamento combinado de dos antibióticos: amoxicilina y ácido clavulánico. Este antibiótico de amplio espectro se utiliza para tratar diversas infecciones bacterianas, como infecciones respiratorias, infecciones cutáneas, infecciones del tracto urinario e infecciones dentales.

Amoxicilina en la combinación es un antibiótico de tipo penicilina provoca la muerte de las bacterias. El ácido clavulánico es un inhibidor de la betalactamasa que protege a la amoxicilina de su descomposición por determinadas cepas bacterianas. Esta combinación se considera muy eficaz, en comparación con los medicamentos que sólo contienen amoxicilina.

Disponible en diversas formas, como comprimidos, cápsulas y suspensiones orales, la dosis y la duración del tratamiento varían en función de la gravedad de la infección. También se tienen en cuenta otros factores, como la edad del paciente y su estado de salud, además de la forma de medicación utilizada.

Mecanismo de acción de AMOX-CLAV

El mecanismo de acción de la Amoxicilina es la inhibición de la formación de la pared celular bacteriana, esencial para la supervivencia de las bacterias. La amoxicilina se une a las proteínas de unión a la penicilina de la pared celular bacteriana, lo que impide la formación de una nueva pared celular y provoca la muerte bacteriana.

El mecanismo de acción del ácido clavulánico es la inhibición de la actividad de las enzimas betalactamasas producidas por determinadas cepas de bacterias. Se sabe que estas enzimas descomponen los antibióticos de tipo penicilina, haciéndolos ineficaces. El ácido clavulánico se une a las enzimas betalactamasas e impide la descomposición de la amoxicilina, garantizando así que el espectro de actividad de la amoxicilina no se vea afectado. La combinación de amoxicilina y ácido clavulánico en AMOX-CLAV da lugar a un resultado antibiótico de amplio espectro.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del amox-clav?

Todos los medicamentos pueden desencadenar resultados indeseables y AMOX-CLAV no es una excepción, con efectos comúnmente reportados incluyendo los siguientes:

¿Trata AMOX-CLAV un diente abscesado?

Con la información básica, ha llegado el momento de responder a la pregunta anterior. La respuesta es SÍ y NO. AMOX-CLAV, como medicamento antibiótico es eficaz en el tratamiento de abscesos dentales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los abscesos dentales están causados por bacterias. En caso de que se produzca un absceso dental en el diente debido a otras afecciones o razones, es posible que la medicación no ofrezca los resultados deseados. Por ejemplo, si el absceso se atribuye a una infección vírica o fúngica, AMOX-CLAV no será eficaz. La forma ideal de evaluar un absceso es someterse a un examen dental adecuado por parte de un dentista especialista. De este modo se obtendrá un diagnóstico exhaustivo y también se garantizará que el tratamiento sea eficaz y adecuado para el absceso dental. Como se ha mencionado, puede ser necesario utilizar una combinación de medicamentos, incluidos antibióticos.

La dosis típica o ideal de AMOX-CLAV para el absceso dental depende de varios factores: la gravedad de la infección, la edad, el peso y el historial médico, así como el uso de otros medicamentos. Por lo general, el régimen de dosificación para adultos puede llegar hasta 875/125 mg dos veces al día durante un periodo que puede prolongarse hasta diez días. Sin embargo, esto es sólo una referencia general y la dosis real es mejor que la determine un dentista.

Deja una respuesta